El futuro presidente de la Conferencia Episcopal Suiza quiere que el celibato sea voluntario