El presidente del Constitucional acepta apartarse del cargo durante 30 días mientras es investigado