El presidente de Túnez abandona el país y el ejército toma el poder