Yanukóvich promete enmendar la ley que limita las protestas