El presidente saliente de Costa de Marfil niega su posible rendición