El preso más viejo del corredor de la muerte de EEUU fallece a los 94 años