Unos 500 presos talibanes del penal de Kandahar se fugan a través de un túnel