Los rebeldes libios negocian préstamos con Emiratos Árabes Unidos y Catar