La princesa Charlene intentó escapar tres veces antes de la boda, según los medios franceses