El príncipe Andrés, con menores