La propagación del coronavirus no cesa: 17,8 millones de contagios y más de 685 000 muertos en todo el mundo