Protestas en Río de Janeiro por las restricciones a la hostelería pese al nuevo récord de muertes en un día