"No puedo dejar de matar"