"No queremos que nos atiendan los negros"