Un grupo de radicales ataca a un policía en Hong Kong