Los rebeldes creen que Gadafi es un "objetivo legítimo" de los ataques de la OTAN