Los rebeldes, en busca de Gadafi