Los rebeldes libios, preparados