Los rebeldes se preparan para "una gran batalla" para vencer a los gadafistas