Los rebeldes rechazan la mediación africana mientras continúan los combates