Los refugiados sirios superan ya la cifra récord de los dos millones