El régimen de Gadafi rechaza el alto al fuego propuesto por los rebeldes