Las encuestas apuntan a que Boris Johnson volverá a ser el primer ministro de Reino Unido