Al menos 242 acusados por la represión de la dictadura están siendo procesados por la justicia argentina