La reunión arranca con pocos presidentes pero con los documentos aprobados