Las cargas policiales en Chile llegan al interior de los colegios