El Rey Felipe llama a vigilar los discursos del odio en la conmemoración de los 75 años de la liberación de Auschwitz