Los reyes de Holanda despiden a los invitados con un desayuno