El Estado Islámico siembra de bombas las ruinas de Palmira