Salah Abdeslam, en su juicio: “Hagan lo que quieran conmigo, tengo mi confianza en Alá”