Santa Claus viaja hasta el Mar Muerto para propagar el espíritu navideño