El hombre acusado de secuestrar a Cleo Smith, golpeado en la celda y obsesionado con las muñecas Bratz