Gana fuerza la hipótesis del secuestro terrorista del avión desaparecido