Los senadores del partido de Berlusconi llaman "asesinos" a los de la oposición