La absolución de la infanta y condena de Urdangarin se escuchó en todos los idiomas