Los separatistas denuncian que el Ejército ucraniano no ha retirado aún su artillería