El ser humano es responsable del cambio climático y del aumento de fenómenos meteorológicos extremos, según la ONU