Shamina,a la que acusan de tener sangre nazi, se encoge de hombros cuando se habla de asesinatos del ISIS