Una mujer sobrevive seis días sin pulmones