La situación empeora en Somalia