El jefe de Estado libio dice que la única solución al conflicto es un Gobierno con autoridad en todo el territorio