Los doce sospechosos detenidos en Inglaterra planeaban gran atentado inminente