Tras 13 años en silla de ruedas por un cáncer de columna, vuelve a caminar por la playa de su infancia