La única superviviente cuenta la tragedia: "oigo gente hablando, pero no veo a nadie"