Unos 400 talibanes lanzan una ofensiva contra puestos militares en el este afgano