Los talibanes matan a seis policías y un jefe de distrito en la norteña Kunduz