El temporal de nieve en EEUU obliga a cancelar más de 1.500 vuelos