Tres años desde que el Reino Unido dijo adiós a Europa