Un terremoto de 6,1 grados hace saltar las alarmas en Japón