Un fuerte terremoto de magnitud 7 sacude el sur de Alaska provocando daños